674 633 377 Whatsapp | contacto@gallegadecertificacion.com

¿Qué es el certificado de eficiencia energética?
¿Cuándo se tiene que pedir el certificado energético?
¿Cómo obtener?
¿Cuánto cuesta?
¿Se aplican multas?
¿Cuál es la validez del certificado?
¿Qué determina la clase energética?
¿Qué tipos de propiedades residenciales requieren el certificado de energía?
¿Cómo puedo asegurar que mi certificado es válido?
¿Necesito pagar por un certificado energético al comprar o alquilar una propiedad?

Preguntas frecuentes sobre el certificado energético

El certificado energético es de presentación obligatoria por ley cuando se colocan edificios en el mercado para la venta o el arrendamiento. Si piensa colocar su vivienda a la venta o para arrendar, entonces tendrá que colocar el certificado energético en el anuncio y presentarlo en la celebración del contrato.

¿Qué es el certificado energético?

Certificado energético. Preguntas frecuentes.

El certificado energético es un documento que demuestra la eficiencia energética de un inmueble, atestando de “A +” (muy eficiente) a “G” (poco eficiente) el potencial energético de un inmueble. Esta certificación es realizada por técnicos expertos.
En la práctica, el certificado energético es un catastro energético de un edificio, presentando información sobre su consumo energético en relación con la climatización y las aguas calientes sanitarias, así como las posibles medidas que deben aplicarse para mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo.
Como la etiqueta adhesiva de varios colores en los nuevos electrodomésticos, el certificado energético le dice qué eficiencia energética tiene un edificio y le dan una calificación. Ese certificado permite a la persona que usará el edificio saber cuánto le costará la luz, y cuáles serán sus emisiones de dióxido de carbono.

¿Cuándo se tiene que pedir el certificado energético?

La certificación energética es obligatoria para:

  • todos los edificios nuevos;
  • edificios que sean rehabilitados al 25% de su valor;
  • edificios de comercio o servicios de área interior útil igual o superior a 1000 m² o 500 m² en el caso de supermercado, hipermercado, centro comercial o piscina cubierta;
  • edificios propiedad del Estado, ocupados por una entidad pública y frecuentados por el público, con un área interior útil superior a 500m2.
  • propietarios de inmuebles que deseen vender o alquilar una vivienda;
  • un intercambio, un traspaso o un contrato de persona a nombrar.

¿Cómo obtener?

Solicite un presupuesto a través de una llamada o envíanos un mensaje a través de  nuestros formularios de contacto o Whatsapp.
El técnico visitará el inmueble y hará un levantamiento de datos, introduciendo cálculos en el Sistema Nacional de Certificación Energética y de la Calidad del Aire Interior en los Edificios. Puede solicitar consultar una versión previa antes de la expedición del certificado.
El certificado puede tardar entre 2 y 3 días en obtener.

¿Cuánto cuesta?

El precio de la solicitud de certificación varía de acuerdo con la tipología del inmueble.
Solicite un presupuesto gratuito sin compromiso a través de una llamada o envíanos un mensaje a través de nuestros formularios de contacto o Whatsapp.

¿Se aplican multas?

El reglamento 8/2013, de 26 de junio, impone multas por incumplimiento de la normativa de certificación energética. Estas multas se dividen en tres grupos, según la gravedad de la falta. Desde no referir la calificación energética obtenida en los anuncios del inmueble, a vender o alquilar sin haber realizado previamente el certificado energético o manipular indebidamente el resultado.

  • Sanciones leves (de 300 a 600€)
  • Sanciones graves (de 601 a 1000€)
  • Sanción muy grave (de 1.001 a 6.000 euros)

¿Cuál es la validez del certificado?

El certificado es válido durante diez años en el caso de edificios de viviendas y de pequeños edificios de comercio y servicios; y por 8 años en el caso de grandes edificios de comercio y servicios.

¿Qué determina la clase energética?

La ubicación del inmueble, el año de construcción, si se trata de un edificio o de una vivienda, el piso y el área, así como la constitución de sus envolventes (paredes, cubiertas, pavimentos y acristalamientos). Los equipos asociados a al acondicionamiento del aire (ventilación, calefacción y refrigeración) ya la producción de aguas calientes sanitarias también influencia.

¿Qué tipos de propiedades residenciales requieren el certificado de energía?

  • Todos los edificios nuevos
  • Edificios (o apartamentos y locales individuales) que se venden o alquilan a nuevos inquilinos o propietarios.

Los edificios residenciales que están exentos de requerir un Certificado son:

  • Edificios (o unidades individuales dentro de un edificio) con una superficie total útil inferior a 50 m²
  • Edificios (o unidades residenciales dentro de edificios) utilizados por menos de cuatro meses al año o por un tiempo limitado por año con un consumo de energía esperado de menos del 25% del consumo anual con una declaración presentada por el propietario de la unidad que se utiliza para alquiler a corto plazo.

¿Cómo puedo asegurar que mi certificado es válido?

Puedes localizar y comprobar la existencia del certificado energético de tu vivienda en la relación de los registros públicos de las distintas comunidades autónomas.
Si tu vivienda está en Galicia, para asegurarse de que tu certificado existe, deberá utilizar la herramienta de búsqueda del Registro Público de Certificado Energético de Galicia.

¿Necesito pagar por un certificado energético al comprar o alquilar una propiedad?

Nunca debe pagar por un certificado energético cuando esté buscando comprar o alquilar, debe entregarse de forma gratuita por el propietario.
Si usted es un propietario o vendedor, deberá al menos obtener este certificado antes de poner la propiedad en el mercado (es posible que pueda usar el certificado que se le entregó cuando compró la propiedad si aún es válida).
Si está interesado en el rendimiento energético de su hogar y no cumple con los criterios de elegibilidad mencionados anteriormente, no hay nada que le impida encargar uno para su hogar para uso personal, pero tendrá que pagarlo.

Cerrar menú